No juzgues por el aspecto

'

Una familia de cinco personas pasaba el día en la playa.

Los niños estaban haciendo castillos de arena junto al agua cuando, a lo lejos, apareció una anciana con sus vestidos sucios y harapientos, que recogía cosas del suelo y las introducía en una bolsa.

Los padres llamaron con urgencia a los niños y les dijeron que no se acercaran a la anciana.

Cuando ésta pasó junto a ellos inclinándose una y otra vez para recoger cosas del suelo, dirigió una sonrisa a la familia, pero no le devolvieron el saludo.

De inmediato, levantaron una queja en su contra y ahí les comunicaron que la anciana llevaba toda su vida limpiando la playa para que los niños no se hirieran de los pies.

Antes de juzgar a las personas y criticarlas, debemos darnos a la tarea de conocerlas y aceptarlas, ya que cada ser es una oportunidad de conocer un alma generosa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s